martes, enero 09, 2007

El hombre mediocre





Título: El hombre mediocre
Autor: José Ingenieros
Paginas: 185
Genero: Ensayo / Psicología Social
Año de publicación: 1913







Terminé de leer este libro hace un par de meses, fue de donde tomé el nombre del blog. Realice un par de extracciones del mismo que me parecieron interesantes acá y acá.
Es un libro complicado, por la cantidad de términos antiguos que requieren un mayor esfuerzo a la hora de leer. Complicado por la realidad que muestra, realidad vigente aún por la antigüedad del mismo, que fue escrito a principios del siglo XX.
Habla del comportamiento social del ser humano, de la mediocridad del mismo. Uno de los factores que influyen a la mediocridad del ser humano según el autor es la falta de ideales, no importa cuales sean, simplemente la falta de ellos. Creía que la carencia de estos, era una formula mágica para que una vida se tornara monótona y sin sentido. Dejando de lado por supuesto la falta de educación.
En todo el libro existen tres distinciones. Para la ocasión de la intelectualidad el autor distingue de estas maneras: El estúpido, el mediocre (intelectual), y el genio, ubicando al estúpido y al genio en extremos opuestos, aclarando que son los menos, porque claramente ser estúpido o genio es una cuestión innata, existiendo igual cantidad de genios que de estúpidos, es decir pocos. La critica del autor a los mediocres intelectuales se basa en no querer acercarse a la genialidad, aunque nunca se alcance, claro está.
Pensar que el libro se terminó cuando aun no existían los medios de comunicación masivos como la radio y la televisión, que me parecen que son claros forjadores de opiniones. Así que imaginemos que la mediocridad que plantea José Ingenieros, por lo menos en el caso de los pensamientos en masa, debe haber crecido de manera exponencial hasta la actualidad.
Es, como dije, un libro complicado, con cierto tinte de Unitarismo. No puedo dejar de mencionar los elogios a los trabajos de un olvidado argentino como Florentino Ameghino, famoso en el mundo por sus aportes a la paleontología y antropología.
Es inevitable al leer el libro hacer una autocrítica. Personal y colectiva. Porque a mi parecer la mediocridad Argentina esta claramente en alza.

16 comentarios:

Centauro dijo...

Claramente está en alza la mediocridad argentina, pero creo que es un fenómeno que no nos tiene como únicos protagonistas, sino que todo el mundo presenta una falta de ideales que guíen su conducta. Ideales hay, pero los que toman las desiciones no los tienen, o quizá tienen otros intereses a los cuales dan prioridad.
Si el libro es complicado... cómo lo será la realidad ¿no?

Le informo, estimado Facundo, que voy a sumar su blog a los contactos del Templo. Y pido perdón por no haberlo hecho antes.

Centauro dijo...

En respuesta a tu publicación acerca de los videos de matemáticas respondí acerca de un acertijo en inglés, ese acertijo es uno de los videos que aparecen cuando terminás de ver uno de los videos que vos publicaste.
Ah, ya te agregué a mis contactos.

baty dijo...

Aunque leí este libro hace bastante, coincido en que al leerlo me era imposible no hacerlo a partir de una autocrítica constante. Creo que a partir de lo individual es la única forma de no caer en estas u otras característricas negativas, aunque reconozco que es muy difícil contrarrestar la mediocridad que nos rodea a diario. Pero vale la pena intentarlo. Por lo pronto creo que,por lo que leí hasta ahora en tu blog, vos lo estás intentando. Que esto te sirva para crecer cada vez más interiormente.

Centauro dijo...

Realmente no entiendo muy bien cómo es posible que este blog tenga casi todas sus publicaciones con 0 comentarios.
Quizá puede ser por la falta de publicidad, pero también puede ser porque explicás cosas que a la mayoría de la gente no le interesa, encima no son cosas fáciles así que la explicación tampoco lo es y mucha gente debe abandonar la lectura en el quinto renglón.
Pero a mí me gusta descubrir más de casi todos los temas y si no entiendo la explicación me motiva a buscar ampliaciones de lo explicado para poder entenderlo.
Me parece muy copado el blog, voy a seguir viniendo.

Facundo dijo...

Centauro: Muchas gracias por haber sumado a tu blog el mío. Muchas gracias por los elogios, a mí también me gustaría que los asiduos lectores comentaran. Me parece que la reciprocidad entre los lectores sirve para hacer ver cosas o entender cuestiones que se pasan por alto, como también corregir errores y demás. Además puede ser un punto de partida para otras publicaciones.
Y como decís en el último comentario que mandaste, a mí también me interesa saber mas de todas las cosas, digamos que nací con algo que yo llamo curiosidad intelectual, y cuando hay algo que no sé, trato de saber que es, y si esta en mis facultades, aprenderlo. De nuevo, muchas gracias.

Tía: Creo que las autocríticas son una de las características de mas valor de los seres humanos, no muchas veces se escucha “me equivoque”, o “tengo que cambiar este defecto”. Siempre es más fácil criticar al que se tiene al lado antes que a uno mismo. Y con el blog solamente aporto mi granito de arena, mas que de arena de arcilla, para que el mundo pueda cambiar.

Anónimo dijo...

buenas..encontre este de blog medio de casualidad; en realidad estoy buscando opiniones o criticas sobre la obra de ingenieros, y sobre su vida, porque estoy en medio de la lectura de "El Hombre Mediocre" y en varias ocasiones necesite una guia o alguna ayuda para comprender y asimilar mejor lo que el autor explica de forma tan poco usual en mis lecturas anteriores.
Bueno, estuve chusmeando un poco en tu blog...prometo volver otro dia con mas tiempo y observarlo mas en profundidad....
saludos,
francisca.

Facundo dijo...

Bienvenida Francisca, espero que este blog te sea de ayuda.

Anónimo dijo...

Muchacho, ante todo felicitaciones por el blog, el hombre mediocre es mas que un libro, sinceramente no quiero hacer ningun tipo de critica solo decir que es bueno recordar y compartir el excelente trabajo sobre el intelecto de masas. La realidad de las masas es complicada y sin embargo de una manera sistematica y estructurada, Ingenieros nos expone conceptos que dan para pensar. Me parece un libro extraordinario.
Saludos!
Ignacio

Facundo dijo...

Así es, la realidad de masas es complicada, mucho mas cuando carece de educación. Saludos Ignacio.

Anónimo dijo...

ESTA BIEN CHAFA

Anónimo dijo...

La Moabita dijo: Te felicito, tambièn leí El Hombre Mediocre hace muchos años, me costó entender algunas cosas. Tuve que leerlo dos veces. Me gusta que una persona tan joven como tu se interese por tantas cosas, sigue así. Felicitaciones de nuevo por tu Blog, lo visitaré a menudo.

Anónimo dijo...

Empeze ayer a leer el hombre mediocre...Vamos A ver q sale...Termine de leer Juan salvador Gaviota y me gusto mucho...Saludos a todos los q estan en la busqueda...

Anónimo dijo...

hola pues yo tambien estoy leyendo este libro la verdad esta padre lo estoy leyendo por que tengo que ah¡¡hacer un reporte de lectura y a su vez extraer lo filosofico del libro.
esta super bien tu blog asi nos podemos dar una idea de lo que piensa el autor...
en algunos libros
ok bye....

Anónimo dijo...

Leí el hombre mediocre hace ya tanto tiempo que no recuerdo muy bien de lo que se trata realmente. Pienso que es una critica, tal vez a la dejadez e inoperancia del hombre en cuanto a fijarse ideales, en fin, el asunto es que he escuchado tanto el uso de esta palabrita que hasta ahora, sinceramente he vivido convencido deque el libro se resume en ella.
“MEDIOCRE” lo he escuchado en boca de catedráticos, borrachos, colegiales, profesionales de diferentes disciplinas y en todos los casos era para criticar. Era para referirse a los otros y como para hacer la distinción de que él que lo dice necesariamente debe pertenecer a otro grupo: Al de los genios o al de los estupidos, deduzco. Lo he escuchado mucho como pretexto para hacerse a un lado de las actitudes que no gustan y que obviamente uno no se siente identificado.
Entonces me pregunto si nadie quiere ser mediocre vamos rumbo o a la estupidez o a la genialidad?. En ambos casos las consecuencias son nefastas no?.
Más de una vez me he autotesteado. He completado diferentes test psicologicos y los resultados de verdad al principio me estremecieron un poco, en ninguno de los casos sacaba el mínimo o el máximo, solo alcanzaba el punto medio. Eh¡ ahí el asunto entonces… eso me convertiría en un hombre mediocre?. Un hombre que es bueno para todo pero que en ninguno de los casos llega a la genialidad o a la estupidez? En realidad, lo confieso, fue un tema de profunda preocupación a mis 16 años de vida.
Hoy, la vida me ha enseñado muchas lecciones, he aprendido de todos un poco y hasta me he dado el lujo de referirme a alguien como MEDIOCRE. Pues supongo que de eso se trataba la lección de Ingenieros: definir un grupo al que nadie quiere pertenecer pero que en la practica esta más metido que nunca.
Hoy vivo mas calmado, pues he descubierto que me llevo bien con la mayoría de la gente, comparto ideales, me embarco en proyectos pero formo parte de una sociedad donde individualmente nadie se identifica como mediocre pero que en conjunto, en grupo, en “manada” hacemos una gran masa que lleva por nombre el titulo que J. Ingenieros hiciera tan conocido y repulsivo a la vez.
Es tiempo que a través del uso de las nuevas tecnologías y el ímpetu de las generaciones nuevas, este termino se redefina y se convierta, por comodidad de todos, en sinónimo de un sentir de “grupo global” asociado con las nuevas tendencias de la practica social, descubriremos así que este espacio de comodidad social se comparte no solo entre hombres mediocres sino también con mujeres y con homosexuales mediocres.

Saludos Cordiales

Jamer Chavez

Anónimo dijo...

No se si aun esta vigente esta publicacion, me diran tonto pero no me importa, quiero indicar que estoy leyendo la obra El Hombre Mediacre parece que este libro no lleva una pasta sino un "espejo" me persuade, pelea con mi subconciente. Al punto en que reconosco muchos errores y eso no es todo, me pregunto como tengo que luchar frente a la Sociedad mediocre. "quien no lucha contra la mediocridad, termina sindo parte de ella".

javi santos dijo...

los nuevos heroes
Un héroe, un santo, un genio necesita de un instrumento, de una tierra, de una puerta que le permita realizarse en el entorno. ¿Cómo podría el horticultor ver brotar sus semillas en un suelo de roca? Aquellos hombres surgen cuando se tiene oportunidad o momento climax para hacerlo.
¿En el mundo vertiginoso de hoy donde la tecnología avanza sin silencios, sin tiempo para dejar pensar, donde las seducción de la superficialidad enceguece las mentes posibles y donde los visionarios se ven atrapados en una red social infértil y avasallante es posible la obra maestra?
El desarrollo de una personalidad individual necesita de una fuerza permisiva que le de entrada a escena. No basta con saberse diferente u original sino que también se necesita la oportunidad, encontrar el hueco que se haya olvidado cerrar dentro de esa red social pegajosa.
Esa red que se retroalimenta en función de un sistema despersonalizante apaga las creatividades individuales y favorece esa inercia, esa monotonía de todos los días lo mismo.
Existe entonces una esclavitud, una servil personalidad de los individuos hacia valores ajenos a ellos mismos. Y la genialidad, el deslumbramiento de una mujer, de un hombre pasa desapercibido o si se percibe no se lo cotiza generosamente. Porque el dinero va hacia la propagación de esa red que atrapa las libertades visionarias para no dejarlas ser.

Pero no creo que estemos perdidos del todo, creo firmemente en una esperanza, que puede nombrarse como estrategia. Una estrategia no política no económica sino entonces estrategia de espíritu y arte que no se perciben de mirada simple y por lo tanto es menos suceptible de ser reprimida. Y una de las estrategias mas disfrazadas para mi es el arte. El arte, así como el espíritu de quien lo promulga o lo hace se salva de todas las redes y puede influir sobre todas las mentes dormidas. A través del arte se puede sentar bases para una realidad distinta, no porque las sostenga sino porque despierta y rompe con esquemas inerciales.

Es difícil obrar a través de la crisis social y política, esas cosas traen muerte y guerra. Se debe actuar a través del arte.