domingo, noviembre 30, 2008

Más alla de la ciencia

En todos los diarios de Argentina hay una sección de horóscopo; lo verdaderamente extraño es que haya información en abundancia dedicada a ciencia e investigación científica.
En la televisión de hoy escasean los programas con contenidos que enriquezcan cultural e intelectualmente.
Todas las personas saben de qué signo son, aunque no saben ubicar dicha constelación en el cielo, ni tampoco en que época del año se visualiza.
Todos son religiosos, pero nunca se preguntaron porque lo son, o si es una simple costumbre social.
Todos afirman que como seres vivos y especiales que somos debemos poseer un alma, aunque muchos nieguen que, por ejemplo, las plantas posean una.
Vivimos en un país muy supersticioso. Demasiado: Algún día de estos, las personas encargadas de determinar una muerte, en vez de utilizar fundamentos físicos, químicos o biológicos, dirán que alguien falleció por poseer un aura maligna o porque era de géminis.

Los párrafos que escribí anteriormente me indignan, por eso siempre trato de cultivar el pensamiento crítico en la gente que me rodea; que por lo menos se cuestionen todas sus creencias y costumbres; que traten de no seguir a las masas, a la familia, o a los amigos en las tradiciones de cada uno sin debates internos o externos. Esta es una de las causas por la que escribo aquí. Y el motivo de este artículo es justamente ese: deliberar sobre la cultura en la que estamos inmersos, y fijarnos si podemos por lo menos salir a la superficie a respirar un poco de aire fresco. ¿Para qué? Creo que mientras más preguntas nos hagamos, menos manipulados vamos a ser. Algo de esto expliqué aquí.

Para desarrollar este artículo voy a utilizar a James Randi.
De origen canadiense, en su juventud practicaba el escapismo y la magia. Como escéptico y declarado enemigo de la parapsicología (lamentablemente, si uno busca esta palabra en un buscador aparecen cualquier cantidad de carreras dedicadas a esto), creó una fundación educacional para, “crear una generación de nuevos pensadores críticos mediante demostraciones practicas y llegar a las generaciones futuras mediante becas y premios” y “demostrar a la opinión pública y los medios de comunicación, a través de seminarios educativos, las consecuencias de la aceptación de lo sobrenatural y paranormal sin cuestionamientos.”

Esta fundación, también ofrece un premio de un millón de dólares estadounidenses a todo aquel que, mediante pruebas científicas, pueda demostrar que posee poderes sobrenaturales. De mas está decir que este premio nunca fue cobrado.
James Randi es autor de muchos comentarios semanales que son publicados en la página de la fundación. (Traducción en sin-dioses)

En definitiva, lo que quería que miraran, es un documental que elaboró Randi que se titula “Mas allá de la ciencia”, en donde trata de desenmascarar a varios engaños “sobrenaturales” que sufrimos. Y digo sufrimos porque hubo un tiempo que creí en estas cosas, y demasiado.



2 comentarios:

Poli dijo...

No se puede ver el video...

Otro HM dijo...

Facundo, ¿te puedo recomendar un libro?
El Tao de la Física... es de Frijov Capra.
Te va a sorprender cómo la Ciencia más avanzada se está dedicando a probar lo que culturas antiguas vienen diciendo hace más 3500 años.
Coincido con vos en lo de cuestionarse y etcs. Pero me parece que por otro lado, hay que dejar ser y respetar a los que no piensan como uno.
Según J. Ingenieros, hasta los hombres mediocres (aquellos que seguimos la opinión de las masas) tenemos nuestra razón de ser!
Mis saludos respetuosos,
Otro Hombre Mediocre.