miércoles, marzo 07, 2007

Y una noche Selene se vistió escarlata...

En la mitología griega, el titán Hiperión y la titánide Tea tuvieron tres hijos. Uno de ellos es Helios (Sol para los romanos) que todos los días emprende su viaje por el cielo conducido por un ardiente carro de oro. Éste es tirado por feroces caballos, también dorados, proporcionando de esta manera luz a dioses y mortales. Es erróneamente confundido con el dios olímpico Apolo.
Otro de los hijos de Hiperión y Tea es Eos (la Aurora), que abre todas las mañanas las puertas del cielo para que su hermano pueda conducir su carro. Por ultimo, esta Selene (la Luna) que al finalizar el viaje de su hermano, emprende su recorrido nocturno en un carro plateado, bañando con un brillo argento todo lo que su luz toca. Es también confundida con Artemisa, seguramente por ser hermana de Apolo.
Parece ser que el pasado sábado Selene dejó sus vestiduras plateadas y decidió vestirse escarlata.

Dejemos ahora la mitología de lado. Lo que ocurrió el sábado fue un eclipse, específicamente lunar, un fenómeno astronómico no demasiado raro. Creo que la mayoría sabe como es que se produce, pero por las dudas, expliquémoslo. La palabra eclipse proviene del griego ekleipsis, que significa desaparición o abandono. Los eclipses lunares ocurren cuando la Tierra se interpone entre los rayos del Sol y la Luna.


Entonces muchos nos preguntaremos: ¿Por qué no hay eclipses lunares siempre que la Luna esta totalmente iluminada por el Sol, es decir, cuando hay Luna llena? ¿Y por qué no hay eclipses solares siempre que hay Luna nueva? Simplemente porque la orbita lunar esta inclinada aproximadamente 5º con respecto al plano de traslación de la Tierra.
Por ende, solamente se producen eclipses cuando el plano de traslación de la Luna corta el plano de traslación de la Tierra. Esos puntos por donde se cortan los planos se denominan nodos, y debido a la atracción gravitatoria del Sol varían en un periodo de aproximadamente 18,6 años, volviendo a la posición inicial. Si no existiera esta variación en los nodos, los eclipses se producirían en las mismas fechas.


Pero las preguntas continúan: ¿Y el color de la Luna durante los eclipses? Esto se debe a la refracción de los rayos solares en la atmósfera de la Tierra. Estos se refractan en las partículas en suspensión que se encuentran en la atmósfera y se reflejan en la Luna. Es un fenómeno similar al observado en los atardeceres, donde el cielo se tiñe de rojo. Para medir el grado de oscurecimiento en los eclipses lunares se utiliza la escala de Danjon que varia del 0 para eclipses muy oscuros a 4 para los que son muy claros.

Lamentablemente en gran parte de Argentina este eclipse no se pudo observar por las inclemencias del tiempo. Pero por suerte encontré un video donde puede apreciarse bastante.

3 comentarios:

Lulet dijo...

Qué bueno el videooooooo!!!
Como te darás cuenta por el tattoo, adoro los Eclipses y el texto me encantó.

=)

Besos!!!

Centauro dijo...

Hacía tiempo que no pasaba por acá debido a inconvenientes técnicos.
Muy bueno el dato mitológico, pero creo que la explicación de los eclipses la voy a tener que leer con más tiempo para captarla toda.
Un saludo.

Facundo dijo...

Lu: Me alegro que te haya gustado. No me había dado cuenta que era un "eclipse". Jaja. Gracias por el dato igual.

Centauro: Usted es una eminencia en cuanto a tema mitológico se trate... Así que es bueno que diga que le gusto el dato mitológico.
Saludos para Afrodita. Espero que no se haya enojado conmigo por como la denomine y me ponga en la lista de flechazos de su hijo Eros.