martes, septiembre 26, 2006

Supersticiones II

¿Alguno sabe porque decimos “salud” al estornudar?

En la Antigua Grecia el estornudo era considerado un augurio, una señal de los dioses. Para los griegos todo era obra de los dioses del Olimpo, por lo que muchas veces después de un estornudo se escuchaba: “que Zeus te conserve”. Asimismo, consideraban que el estornudo hacia la derecha era un buen presagio, es decir que algo bueno iba a pasar, siendo malo hacia la izquierda.
Se cuenta que un filosofo griego, Diógenes el cínico, discutió con alguien muy supersticioso amenazándolo este de “romperle la cara de un puñetazo”, contestando Diógenes: “y yo de un solo estornudo a tu izquierda te haré temblar”.
Ya en el imperio romano, y con el nacimiento del cristianismo, se sustituyo la invocación de los dioses paganos por el suyo.
Luego de repetidas pestes en toda Europa, como la peste negra, el estornudo era una señal de mala salud, por lo que se acostumbro a bendecir a la gente que estornudaba, simplificando los usos por "¡Salud!", "¡Jesús!" o alguna otra expresión.

Vemos entonces que mas allá de signo de buena educación, buenos modales o lo que fuere, no deja de ser una superstición que fue mutando con el tiempo, a la que simplemente nos acostumbramos.

1 comentario:

Six Hundred dijo...

Lo q todos nos preguntamos ahora, q pasa a la hora del brindis?